Sin identidad de Rae Mariz | Reseña

25.10.13


Sin identidad de Rae Mariz
Editorial SM

[Estados Unidos. Dentro de algunas décadas]

Los fondos para educación se han acabado. Por eso se ha implantado el Juego: un entorno educativo instalado en antiguos centros comerciales donde los estudiantes pasan el día aprendiendo a través del juego. Mientras ellos aprenden, las grandes marcas los observan en busca de las tendencias de consumo. El éxito de un estudiante es ser patrocinado por una marca que le proporcione los medios para garantizar su educación.
Si el sistema beneficia a todos, ¿por qué ha aparecido un grupo llamado los Sin Identidad que se opone al Juego haciendo gamberradas siniestras?
¿Y si la libertad consiste en no ser diferente?

¿Alguan vez has querido tener lo último en tecnología al alcance de tus manos? ¿Jugar a los videojuegos durante todo el día y que eso se considere "aprendizaje"? ¿Que pasar de nivel sea equivalente a aprobar un examen? ¿O si aprendieses un idioma pidiendo la comida de ese país? ¿Y si tuvieses todo lo necesario para hacer exactamente lo que quieres ya sea componer música o crear un robot? ¿Y si además eso te diese puntos que pudieses canjear al finalizar el juego por grandes premios? Estoy segura de ese es el sueño de todo adolescente, y que si de verdad existiese todos querrían jugar al Juego.

Pero en el Juego no es todo tan bonito, el Juego es un estudio de mercado. Todos los jugadores están vigilados constantemente, ya sea por las cámaras de seguridad, por los GPS instalados en su inTouch o incluso a través de Network, la red social utilizada por todos los jugadores.

Los patrocinadores y los spónsores siguen todos tus pasos, te vigilan y, si les llamas la atencion y destacas entre tus compañeros pueden llegar a patrocinarte, dándote distinciones que los no-patrocinados no podrán obtener, te convierten en VIP. ¿Suena bien? Y también lo parece, hasta que lees la letra pequeña del contrato.

Kate (@KID), nuestra protagonista, es una más en el Juego. Tiene amigos en los que confía y no es popular ni está patrocinada, y tampoco lo desea. Pero eso cambia en el momento en que los Sin Identidad, un grupo revolucionario que va en contra de todo lo que representa el Juego, se hacen notar. Kate está intrigada y no parará hasta averiguar qué y quiénes son los SinID, que se identifican con el logo ·___·

También hay personajes secundarios, de los cuales sólo me llamaron la atención los amigos de Kid: Mikey que me encantó como personaje a pesar de que en un principio no me caía muy bien, y Ari, quien desea que la patrocinen a toda costa (de una forma algo obsesiva, la verdad). A pesar de que me llamaron la atención, todos los personajes me parecieron algo planos (les faltaba un no sé qué).

El libro está narrado en primera persona por Kid quien nos cuenta todo lo que pasa a lo largo de la historia, y nos explica un poco el funcionamiento de todo el Juego. Puede que sea por el tipo de narración, el cual limita un poco toda la explicación del Juego, o sólo por los pocos detalles que da sobre algunas cosas, pero me faltaron algunas explicaciones, me quedé con varias preguntas sobre el Juego.

El argumento es bastante bueno. El ritmo es muy acerelado, sobre todo al final, el cual es muy confuso; por no decir que es un final muy abierto.

Da igual que el mundo entero nos observe; da igual que no lo haga. Vamos a seguir haciendo ruido.

6 Mundos

  1. Por lo que cuentas puede que el libro me guste bastante. Un beso

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Opino lo mismo que Espe; por lo que dices, el libro puede llegar a gustarme :3
    Gracias por la reseña.
    Besitos <33

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que el argumento me llama la atención, aun que no se si voy a animarme a leerlo. Gracias por la reseña!

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Parece interesante... Me lo apunto! Al igual que me apunto a seguir tu blog :)
    Gracias por la reseña, un saludo!

    ResponderEliminar
  5. ¡La verdad que la portada es genial!
    Un beso :D

    ResponderEliminar
  6. La verdad es que pinta genial, pero tengo tantos libros por leer, que creo que lo dejo pasar.

    Un beso.

    ResponderEliminar