El demonio de Escocia de Sue-Ellen Welfonder | Reseña

2.10.12


El demonio de Escocia (Highlands I)
de Sue-Ellen Welfonder
Editorial Manderley

Apasionada y vital, la joven Linnet MacDonnell ha aprendido a vivir compartiendo con sus hermanos actividades más propias de los hombres. Además, ha sido dotada con el poder único y terrible de la videncia.
Así que cuando Duncan MacKenzie de Kintail la pide en matrimonio, el padre de Linnet está más que feliz de deshacerse de su poco femenina hija, a pesar de que el pretendiente sea un antiguo enemigo de su clan, un poderoso guerrero del que se rumorea que mató a su mujer cuando se enteró de que le engañaba con otro hombre.
Duncan sólo quiere utilizar el don de Linnet para saber si el niño que tuvo con su primera esposa es en realidad hijo suyo. Pero Linnet no está dispuesta a conformarse con unas pocas migajas, sino decidida a desafiar a Duncan y tentarle con lo que él más teme en el mundo: el amor.

Linnet MacDonnell es especial, no porque sea mejor lanzando dagas que cualquier hombre que haya conocido ni porque tenga un fuerte carácter, sino porque al ser la séptima hija de una séptima hija tiene un don desde su nacimiento: el don de la videncia.

Y es por ese don que Duncan MacKenzie, del que se rumorea que mató a su primera mujer, quiere hacerla su esposa. Pues necesita su don para saber si el hijo que tuvo con su primera esposa, Robbie, es en realidad su hijo. Y a pesar de saber esto, el padre de Linnet, Magnus MacDonnell, está más que feliz de deshacerse de su poco femenina hija, a pesar de que el pretendiente sea un antiguo enemigo de su clan.

—Su felicidad no me importa nada. ¡La alianza con MacKenzie está sellada! —vociferó Magnus—. Incluso si yo deseara para ella algo mejor, ¿qué hombre querría una mujer que puede ser mejor que él lanzando dagas? Por no hablar de sus otros tontos talentos.

Algo que me hizo mucha gracia, a parte del hecho de que Duncan parecía no acordarse de dónde se iba a dormir ya que cada vez que se despertaba estaba aturdido (por decirlo de alguna forma), es que la primera mitad del libro es un largo quiero y no puedo. Los encantos naturales de Linnet hechizan a Duncan aún sin esta saberlo, pero Duncan se niega a caer rendido ante sus pies y a cumplir su auto-impuesto voto de celibato. ¿Caerá ante la tentación? Sólo lo podrás saber si lees o leíste el libro...

Como en todo libro de romance histórico debe de haber un "malvado" que quiere tomar el castillo y/o hacer daño a los seres queridos. Pero como es parte de la intrincada historia, no voy a dar spoilers.

También hay que destacar a varios personajes secundarios que dan mucho juego en el libro. Entre ellos destaca el protagonista del siguiente libro de la serie (La novia de la bestia): Sir Marmaduke, el mejor amigo de Duncan. Su historia es algo triste, pero su personalidad es divertida y te ríes mucho con su personaje sobre todo con sus diálogos y "charlas" con Duncan. Otros personajes que también dan vida a la historia, aunque no tanto como Sir Marmaduke, son el viejo Fergus y la criada de Linnet, Elspeth.

Lo que me ha gustado mucho ha sido la personalidad de Linnet, es fuerte, valiente y vivaz y, lo que más me gustó: sabe manejar un arma igual o mejor que un hombre. Por otra parte, el personaje de Duncan es de los que serías capaz de pegarle si estuviera delante de tí (o al menos es mi caso) ya que a veces, muchas veces, es frustrante; pero sin duda es uno de esos personajes a los que acabas cogiéndole cariño..

El argumento del libro es bastante entretenido, con unos buenos personajes, narrado con maestría de una forma amena que te engancha desde el primer momento.

4 Mundos

  1. Típico pero con cierto morbillo :P.

    ResponderEliminar
  2. pues otra saga de highalnders q tengo pendiente. Me enncatan estos hombretones, jajajja. Espero poder leerla pronto

    besos y gracias por la reseña

    ResponderEliminar
  3. No lo conocía pero no tiene mala pinta
    un beso

    ResponderEliminar
  4. Lo leí hace tiempo y me gustó bastante ^^

    ResponderEliminar